La aplicación de la ciencia a todos los procesos productivos y de servicios del país, resulta llamado constante del Primer Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Atendiendo a esa necesidad la alianza con las instituciones de la Educación Superior se ha fortalecido en los últimos años a través de proyectos y convenios entre las casas de altos estudios, las empresas y los nuevos actores económicos.

En la provincia de Cienfuegos, la Universidad Carlos Rafael Rodríguez, figura como “el centro donde se genera más ciencia e innovación. Pasamos de ser contribuyentes a protagonistas del desarrollo económico y social del territorio”, asegura la Dra.C Orquídea Urquiola Sánchez, rectora de la UCf, quien sostuvo un encuentro con delegados a la asamblea de balance provincial del PCC, con vistas a la cita del 19 de marzo próximo.

Sobre la base de 44 carreras, cuatro programas de doctorado y 15 maestrías se sustenta el avance de la ciencia y la innovación y la Universidad, cuyo núcleo reside en los Centros de Estudio de la Didáctica y la dirección de la Educación Superior, de Energía y Medio Ambiente, de Estudios Socioculturales y el que se dedica a la Transformación Agraria Sostenible.

“Esta política integrada de ciencia e innovación de la Universidad de Cienfuegos es la que nosotros aplicamos para hacer los aportes que intentamos realizar de manera constante al desarrollo empresarial. “Tenemos líneas científicas que se articulan y manifiestan a través de diferentes proyectos de investigación y nuestros cursos de pregrado, postgrado y doctorado”, explicó Urquiola Sánchez.

LA UNIVERSIDAD: MOTOR PARA EL IMPULSO DEL DESARROLLO EMPRESARIAL Y LOS ACTORES ECONÓMICOS

Los programas priorizados del país, figuran como líneas de trabajo en el Alma Mater cienfueguera. “Las investigaciones no pueden estar lejos de lo que pide la sociedad y por tanto ellas se articulan. Las ejecutamos a través de diferentes proyectos a los que se suman diversos actores para generar soluciones integrales y formar capacidades”, precisó la académica.

Uno de esos ejemplos es la finca La Isabela, que estrechó lazos con la UCf a partir de la experiencia de otra base productiva bajo el liderazgo de una egresada de esa institución. El Programa de Innovación Agrícola Local (PIAL) fue la génesis para la aplicación de la ciencia y la innovación en lo que constituye hoy la Mipyme Tropical Jagua.

Dedicada fundamentalmente al cultivo de más de una veintena de variedades de frutas, La Isabela, dirigida por el productor Edey Suárez Martín, recibe a estudiantes de las ciencias agrarias que realizan prácticas sobre el manejo de los frutales y la calidad de la semilla para la siembra de la papa en otras zonas de la provincia.

Con solo poco más de siete hectáreas de tierra inició el trabajo en la finca que hoy, a través de una Mipyme, se encadena a la Empresa de Cítricos Arimao, la industria Láctea y Acopio. “También tenemos la posibilidad de abrirnos al turismo y facilitar la comercialización de todos estos productos agropecuarios a los que le daremos valor como empresa”, aseguró Suárez Martín, quien busca alcanzar la mayor eficiencia y productividad.

“El desarrollo de la finca es gracias a la ciencia; el conocimiento todos lo necesitamos y muchas veces carecemos de esto. La Universidad ha estado guiándonos con ellos y tenemos seis áreas experimentales. Siempre buscamos vías y métodos de cómo ser más sustentables”.

MILITANCIA PARTIDISTA: ABOGAR POR LA CIENCIA PARA EL CAMBIO

Para Pedro Pérez Turiño, delegado por el municipio de Cruces a la asamblea de balance del Partido en Cienfuegos, resulta fundamental el cambio de mentalidad de los administrativos “para que vean que en la ciencia está la posibilidad de transformar los actores económicos. Sabemos que cuando trabajamos de conjunto con la Universidad, los resultados crecen. En eso debemos seguir insistiendo, en cómo se aplica la ciencia y la innovación tecnológica”.

Jesús Delfín Benítez Vázquez, campesino y delegado por Cruces, resaltó los aportes del proyecto PIAL. “Nosotros este año tenemos aprobadas 15 hectáreas de papa para recuperar en el municipio, y hemos tenido asesoría. Ahora vamos a vincularnos más a la Universidad.

“Tenemos que agradecer mucho el trabajo que están haciendo los universitarios en cuanto al apoyo al campesino para que este pueda producir lo que necesita; para nadie es un secreto que el campesino no tiene tiempo de investigar. Esa interrelación entre la Universidad y el campesino es una de las cosas más importantes que está sucediendo el día de hoy”, refirió Mailín Carballosa Águila, delegada crucense.

El reconocimiento a la Universidad no pasó por alto en las actividades previas al encuentro de la máxima organización política en el territorio.Como antesala de la asamblea provincial se efectuaron recorridos por diferentes centros de la producción y los servicios que tributan al avance de Cienfuegos en diversos sectores.

Dayneris Torres Núñez 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

veinte + 19 =

92 − = 82