Con el panel Cienfuegos: Memoria, historia y patrimonio cultural, insertado dentro del programa Leer la Historia, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC) dio la bienvenida al capítulo provincial de la XXX Feria Internacional del Libro en el territorio, en desarrollo hasta el día 22.

Textos como Huellas francesas en Cienfuegos, Cienfuegos: la perla de Cuba, y Cienfuegos, razones para una identidad, fueron presentados al público durante la primera jornada de la fiesta literaria, en un espacio diseñado para preservar y socializar la cultura de la urbe desde la historiografía.

La doctora en Ciencias, Nereyda Moya Padilla, moderadora del encuentro, comentó que la ciudad se distingue de todas las regiones del país y esas tres obras muestran cada uno de sus elementos identitarios, lo cual va más allá de sus maravillosas condiciones naturales.

Se puede identificar en la Cienfuegos de esos libros, en su identidad, en su patrimonio, en su historia todo el legado literario, musical, científico y político heredado de la cultura francesa, una impronta que distingue y tipifica, afirmó.

Orlando García Martínez, historiador y coordinador de Leer la Historia, declaró a la Agencia Cubana de Noticias que los paneles de los próximos días serán multidisciplinarios y articularán diferentes saberes de las ramas humanísticas, sobre todo de las producciones historiográficas y en el campo de la cultura.

Expresó que presentarán volúmenes relacionados con los diferentes legados que conforman a los cubanos, como es el caso de lo africano, lo francés y lo hispano, presentes en la memoria y la historia del patrimonio cultural cienfueguero.

Destacó que harán énfasis especial en la herencia africana, por eso exhibirán textos como Esclavitud y colonización en Cienfuegos (1819-1879), de Orlando García Martínez; Los negros congos en Cuba, del escritor Jesús Fuentes Guerra, y África en la Revolución Cubana, del periodista Pedro de la Hoz, algunos en calidad de estreno y otros son reediciones.

Contaremos con la participación de la Doctora en Ciencias Denia García Ronda, de la Fundación Nicolás Guillén, quien hará una intervención referente a la obra del poeta nacional, su impronta y su participación en la lucha contra la discriminación racial, resaltó el también presidente de la UNEAC en la provincia.

Otra novedad resulta Biografía de Armando Hart Dávalos, de la Máster en Ciencias Martha Vázquez, un volumen que viene a llenar un vacío en la historiografía, porque Hart fue una personalidad histórica, pero a su vez dejó una importante huella cultural en la nación, por eso creo necesario el estudio de su obra con más ahínco, precisó.

Los clubes revolucionarios en las villas occidentales (1895-1898), de las investigadoras Adriana Mani y Nereida Moya, llena también una zona de silencios, manifestó.

Ello se debe, agregó, a que aun cuando se habla mucho de los clubes revolucionarios en la etapa de la guerra de independencia en la región central, se reduce solamente al papel de Rita Suárez del Villar, quizás por la fuerza de esa personalidad.

No obstante, señaló, había que equilibrar un poco para entender en toda la amplitud lo que había detrás de los combatientes del Ejército Libertador y quiénes estaban apoyando esa lucha en la manigua.

Sara González: con apuros y paciencias, una compilación de Mayra Martínez; La radio el Cienfuegos, reedición de los autores Doris Era González y José Díaz Roque; Fabulaciones de Wuayacón, de la narradora Ana Teresa Guillemí; y Mella, una vida en torbellino. Apuntes para una biografía, del historiador Rolando Rodríguez, integran la relación de títulos.

Por: Yohandra Gómez Amaró

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

11 − siete =

60 − = 56