Cuando nace un profesional en Cuba, los centros de altos estudios que los engendraron no cortan el cordón umbilical. Las universidades todavía los sustentan con los conocimientos más actualizados de sus campos de estudio a través de programas de posgrado.

La matrícula directa a estos cursos, tras egresar de la universidad, resulta un estímulo para aquellos que merecieron el Premio al Mérito Científico Estudiantil, así lo establece la Resolución No. 116 /18 del Ministerio de Educación Superior (MES). Otros, transitan vías diferentes para volver a las aulas.

Para la Universidad de Cienfuegos (UCf) Carlos Rafael Rodríguez, “resulta un tema de vital importancia, por su relevancia en la interacción entre el graduado y su desempeño en el territorio. Todas las carreras tienen una implicación directa en este proceso.

La estrategia de seguimiento tiene la finalidad de aumentar la pertinencia de los graduados en correspondencia con las soluciones a problemas de la sociedad. Ellos son un eslabón importante en la estrategia de sostenibilidad del claustro de la UCf, así como en empresas del territorio, y en particular en los sectores estratégicos que necesita desarrollar el país”, declaró Xiomara García Navarro, vicerrectora de Formación.

La directiva respondió para el “5” otras interrogantes sobre las demandas, características, acceso y comportamiento de la educación de posgrado en la casa de altos estudios sureña.

¿Qué acciones realizan en el seguimiento a sus graduados?

Todo comienza incluso antes de salir de la universidad. Nosotros identificamos a los estudiantes con amplias perspectivas de desarrollo para su ubicación en nuestro propio centro, a partir de la aprobación en la asamblea de pre ubicación laboral, con la condición de haberse desempeñado como alumno ayudante, auxiliar técnico de la docencia. También potenciamos una estrategia para el doctorado, desde el proceso de formación, en este caso con los jóvenes hasta 35 años. Además, las carreras organizan la atención a los egresados mediante las amplias posibilidades de superación que brindan y que impactan en la calidad de su desempeño profesional”.

Algunos consideran que los trabajadores de la Universidad y sus sedes acceden con mayor facilidad a los posgrados. ¿Cuáles son los requisitos para iniciar una maestría o doctorado si no estás vinculado al sistema de Educación Superior?

Los requisitos para ingresar a cualquier forma de posgrado, incluidas las maestrías y doctorados, son los mismos para todas las personas, siendo el más básico de ellos ser graduado de la Educación Superior. Cada programa de maestría establece requisitos de ingreso que le son propios. No existen, ni en la ley ni en la práctica, limitaciones para quienes no sean profesores de la Universidad, de hecho, las cifras indican que la mayoría de los que ingresan a maestría no son profesores universitarios.

De los 624 matriculados en maestría al cierre de 2021, solo 135 correspondían a la Universidad, apenas el 21,6 por ciento del total. No sucede lo mismo con el doctorado, donde de los 160 matriculados, 88 pertenecen a la Universidad. Lo anterior se corresponde con la tendencia internacional, la cual hoy se labora para cambiar. Un elemento que determina las matrículas de posgrado es la demanda de las personas, pues este nivel tiene un fuerte componente de intereses personales”.

¿Cuántos jóvenes logran matricular?

El año pasado, más de 300 maestrantes tenían hasta 35 años y pertenecían a diversos organismos. Los más representados entre ellos el Ministerio de Educación Superior (MES), el Instituto Nacional de Deporte, Educación Física y Recreación (Inder), los ministerios de Cultura (Mincult), la Agricultura (Minag) y el de Salud Pública (Minsap)”.

¿Por qué algunos no llegan a obtener su título de posgrado?

Los tiempos de egreso varían en dependencia de si es maestría o doctorado, incluso existen maestrías con una duración mayor a otras. Para el doctorado, el tiempo máximo establecido es de cuatro años. En materia de deserción en la formación doctoral existe una relativa homogeneidad internacional en los porcentajes de estudiantes que abandonan la formación, entre un 40 y un 60 por ciento.

Las causas son variadas y ocurren tanto en profesionales de la Universidad como en los de fuera de ella. Tanto en maestría como en doctorado existe un fenómeno que es ampliamente extendido como causa de la no culminación de estudios, conocido como “Todo Menos la Defensa” o en inglés All But Dissertation.

¿Cómo valora el sector empresarial la formación de sus profesionales?

Cada día se observa un mayor interés de las empresas por la superación de sus profesionales, así como el uso de la ciencia. Sin embargo, este fenómeno no se comporta igual en todas las empresas ni sectores. Todavía existen potencialidades de superación y de vínculo que deben ser explotadas con mayor fuerza”.

¿Qué oportunidades tienen los trabajadores del sector no estatal?

Todos los graduados universitarios tienen derecho y posibilidades reales de matricular una maestría o un doctorado, siempre y cuando cumplan con los requisitos de ingresos de cada programa. La tendencia actual es a que las personas de este sector solicitan otras vías de menor duración. Sirva de ejemplo el hecho de que al cierre de 2021 había solo dos personas matriculadas en maestría y 152 en otras formas de superación”.

Por Laura Brunet Portela

Tomado del Periódico 5 de Septiembre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

2 × cuatro =

− 2 = 2